Día del Daño Cerebral Adquirido (DCA)

Daño Cerebral Adquirido
Hoy, 26 de octubre, se celebra el día del Daño Cerebral Adquirido (DCA)

El objetivo de este año es sensibilizar a la población y remarcar las necesidades de atención y rehabilitación de las personas que lo sufren.

¿De qué hablamos cuando nos referimos a DCA?
 
Pues se trata de una lesión repentina y brusca en el cerebro que conlleva una serie de secuelas que variarán en función del área del cerebro afectadas y de la gravedad de la lesión. 
 
Según la Federación Española de Daño Cerebral (FEDC), las secuelas provocan anomalías en la percepción, alteraciones físicas, cognitivas y emocionales de la salud de nuestro organismo.
¿Qué síntomas aparecen?
 
Los síntomas pueden no aparecer hasta pasados días o incluso semanas después del golpe. 
Estos son algunos de los síntomas que que las personas podrían tener, aunque se debe consultar siempre con el médico:
  • Dolor de cabeza que empeora o no desaparece
  • Vómitos o náuseas repetidos
  • Convulsiones
  • Incapacidad para despertar del sueño
  • Problemas para hablar
  • Debilidad o entumecimiento en los brazos y las piernas
  • Pupilas dilatadas
¿Cuáles son las causas?
 
  •  Accidente cerebrovascular/ictus, caracterizado por la interrupción del riego sanguíneo en el cerebro ya sea por un trombo o un sangrado.
  • Traumatismos craneoencefálicos: golpes, accidentes de tráfico o laborales, caídas, etc.
  • Enfermedades como las anoxias, los tumores cerebrales o las infecciones.
Queremos resaltar la importancia de la rehabilitación puesto que en la mayoría de las ocasiones las secuelas permanecen en el tiempo y debemos buscar, dentro de las posibilidades, la mejor calidad de vida para la persona.

Consejo: debemos de tratar a los pacientes desde la perspectiva de terapeuta y desde el papel de familiar, con mucho CARIÑO y PACIENCIA. Se trata de hacer equipo, de que el paciente se adapte a su nueva vida, con sus nuevas barreras y que tanto los terapeutas como los familiares se lo faciliten lo máximo posible. Hablarles despacio y claro para evitar confusiones y frustraciones, explicar y adelantar acontecimientos para que no se desorienten y sobretodo mantener la sonrisa y el positivismo de poco a poco ir ganando calidad de vida, con esfuerzo y trabajo se puede. 

Asimismo, os dejamos el enlace de fedace.org donde podréis encontrar recursos e información relativa al Daño Cerebral Adquirido, tanto para familias como pacientes. 

África Nores Martínez

Logopeda

Especialista en Daño Cerebral

Col. Nº 15/0480

Valeria García Flores

Pedagoga

Especialista en Atención Temprana

Col. Nº 1826/39456701

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.